slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3 slideshow 4

Usted está aquí

Restos de mezquita árabe

Cuenta al-Udri (geógrafo andalusí nacido en Dalías, 1003) que en Vera hay una mezquita aljama no hallándose otra parecida por su gran perfección técnica dentro de su pequeñez, construida por Muhammad b. Maslima al-Hiyari en el 868. "Existen algunos datos curiosos acerca de esta mezquita. Su mihrab tiene siete columnas de mármol veteado de blanco y negro, que no las hay igual. En las dos puertas meridionales hay también seis columnas parecidas a las anteriores por su perfección y belleza artśitica...; hay catorce más grandes, tres de ellas son blancas y poseen una belleza inigualable y las restantes están veteadas de blanco y negro. No se conoce algo parecido en el territorio". Posiblemente tuvo siete cortas naves, sobre columnas de mármol blanco y negro o cons siete columnillas, también jaspeadas.

La referencia de al-'Udri entraña el reconocimiento del prestigio y eminencia de un centro religioso comarcal, importancia reforazada al ser la única noticia recogida del lugar. Su erección -de la que se conserva nombre y fecha, bien fuera por tradición o por lápida fundacional-, queda inscrita en la islamización creciente, ejemplo lahbis paralelo a la fundación de una "ciudad" o centro comarcal. Esta instauración piadosa alcanza indudable transcendencia política al suponer la dotación de un edificio "público", imprescindible para adqjuirir el rango de capital, atrayendo a la oración de los viernes a todos los fieles de su jurisdicción, sobre la que actuaba también el cadí. Significativa también es la ausencia de lápidas funerarias en la necrópolis, aspecto que viene a remarcar el carácter poco próspero de la población.